¡Que Desmadre! Pretende ser más que un blog. Unámonos para afrontar la crianza, para crear nuevas historias, crear nuevas memorias y educar nuevas vidas.
1. Invítame un café y compartimos el proceso de crianza.
2. Cuéntame las necesidades académicas de tus chicos. Soy maestra de vocación y de profesión los puedo ayudar.
3. ¿Quieres fotos familiares? Cuentame Lo que deseas y lo aprendemos juntas.
4. Un cuento personalizado es mejor regalo para tus chicos.
Esto y mucho más tiene para ofrecerte ¡Que Desmadre! #BFRevolution#30diasdecontenido

Saturday Deal!


¿Cómo evitar la culpa al disciplinar o mantener una estructura a nuestros hijos?







En la sección de ¡Que Desmadre! una de nuestras seguidoras nos hizo la siguiente pregunta:




Como mamá primeriza estoy segura que uno de los más grandes temores de los padres es disciplinar y estructurar la vida de nuestros hijos. Esto requiere que encontremos el balance entre ser muy estrictos o permisivos confundiéndolo con disciplina o demasiado amor. ¿Suena fácil? Decirlo tal vez sí pero, en la práctica puede generarnos mucha ansiedad. Al igual que muchos padres he tenido muchas situaciones de disciplina con mi pequeña niña. Han sido muchas las lágrimas que han salido preguntándome qué estoy haciendo mal, por qué fui tan estricta o por qué no tuve suficiente paciencia con ella. Si le cuento todas las escenas públicas que he tenido en los últimos meses no acabaríamos. 

Basado en mi experiencia, en lo que he leído y lo que he observado en otros padres puedo decir que la culpa es parte del proceso de crianza. ¿Suena intimidante o poco esperanzador? La realidad es que no poseemos un lugar, o guía que nos diga con exactitud lo que debemos o no hacer para tener "x" o "y" resultado. Cada niño y cada familia es un universo aparte. Sin embargo, el hecho de que nos preocupe que lo estemos haciendo bien es una grandiosa señal. Y aunque nuestros chicxs no vienen con una guía de usuario podemos intentar varias estrategias que a otros le han servido. 

Las estrategias varían de acuerdo a la edad y a la situación. Si la misma es en público o si en casa. 
Cuando mi pequeña comenzó a caminar le daba curiosidad absolutamente todo, pero en especial mi gaveta de papeles blancos para imprimir. Para ese entonces tenía mi oficina muy cerca de la sala. Me di cuenta que pasaba demasiado tiempo diciéndole que no tocara esa gaveta hasta que un día decidí moverla. En vez de repetirle el negativo demasiadas veces hasta perder el efecto era mejor que desde un principio eliminara el objeto

Cuando comencé el "potty training" comenzamos con la usual estrategia que leemos en muchos sitios en la red de estar tres días en la casa y tenerla sin ropa. ¿Por qué menciono esto? Porque este entrenamiento es un cambio en conducta no tan solo físico también de actitud. Inicialmente no funcionó solo logré frustrarme. Así que volví a los pañales y esperé varios meses antes de volverlo a intentar. En ocasiones nuestros niños no están biológicamente listos para que utilicemos una estrategia de cambio de conducta o estructura. Cuando tu niño no responda como esperas a lo que has decidido para disciplinar o estructurar espera un tiempo evitarás frustrarte y comenzar a tomar decisiones no tan asertivas. 

Al día de hoy aún estamos en el proceso ya que el #1 lo domina, pero el #2 ha sido de lo más difícil que hemos tenido que trabajar mi pequeña y yo. Así que estamos utilizando la recompensa.  Cada vez que lo logra le doy una sorpresa puede ser casi cualquier cosa y cuando no lo logra repetimos juntas donde es el lugar correcto de hacerlo y por qué es correcto hacerlo. La última estrategia que voy a compartir que he utilizado es para las famosas perretas. No la utilizo todo el tiempo evaluó, en la medida que me sea posible, la situación. Cuando tiene una perreta mayormente por frustración abrazarlos y caminar con ellos en brazos de lado a lado es la mejor forma de calmarlos. 

Hasta aquí te he dado estrategias que considero apropiadas para los "toddlers" o mejor conocidos como andarines. Pero ¿para la culpa qué remedio hay? Hablarles y explicarles sin importar lo pequeños que sean es vital para ellos por un sin número de razones. Esto también será importante para los padres porque vamos analizando la situación y procesando que lo hacemos por ellos, porque los amamos y nuestra labor principal es brindarles herramientas para que en el futuro sean adultos felices. De esta forma evitamos torturarnos por un tiempo prolongado provocando que cedamos. La culpa siempre estará, lo importante es saber manejarla.  

La pregunta original incluye el aspecto de la culpa por llevarlos en vacaciones al centro de cuido. La técnica anterior te ayudará a calmar la ansiedad que esto pueda generar. En mi caso cuando tengo vacaciones esporádicas suelo tratar de mantener su estructura de asistencia al centro. En esos días aprovecho para hacer diligencias, ir al doctor y porque no, tener tiempo para mí. ¿Cómo evito sentirme culpable por esto? En mi caso tendré un tiempo fijo de vacaciones en julio el cual siempre planifico estar con mi pequeña 24/7. Coordino actividades que en su totalidad vayan dirigidas a ella. De esta forma ambas obtenemos un balance. Recuerda que para poder hacer el trabajo de mamá debemos sentirnos bien y eso implica también tener tiempo para nosotrxs. Aquí un link que te puede servir de guía ya que lo dividen por edades. Espero haber contestado tu pregunta.

Preguntas y respuestas


Hoy estaré contestando tus pregutnas en las áreas de crianza, relatos, fotografía y educación desde el Fan Page de ¡Que Desmadre! en Facebook @quedesmadrepr.

3 aplicaciones que puedes utilizar en la sala de clases



Algunos aspectos legales y situaciones con las que se han tenido que enfrentar las instituciones educativas han provocado en algunos casos que el uso del celular se prohiba. Sin embargo aunque esto dificulta la integración de la tecnología no la imposibilita. Resientemente he descubierto 3 aplicaciones que puedo utilizar sin que los estudiantes tengan que tener un celular. Aunque aún no las he utilizado en un escenario real planeo hacerlo para darles una reseña más completa.

Por ahora solo pretendo que conozcan que existen y que se animen a utilizarlas y a contarme qué tal. De paso podemos compartir qué otras herramientas utilizan en la sala de clases. Las 3 herramientas son Plickers!, ClassDojo y Builder Vocabulary from Magoosh. Ningún orden en particular. Este escrito solo se basa en mi experiencia y para NADA es una entrada auspiciada o de intercambio.

1. Plickers!

Es una aplicación que te permite a ti como maestro, profesor, instructor o tutor ir evaluando el conocimiento adquirido por tus estudiantes. La aplicacion utiliza una combinacion  entre computadora y celular.  Luego de abrir una cuenta y crear los grupos, le asignas un número a cada estudiante. La aplicacion te facilita unas cartas con un código. Dependiendo de como el estudiante ponga la carta estará seleccionando la respuesta. El maestro con su celular escanea las respuesta y puede ver en vivo quien ha contestado correctamente y quien no permitiendo dar retroalimentación de manera inmediata. Ademas la aplicación genera graficas de esas mini evaluaciones. Y lo mejor las claves de los estudiantes son TODAS diferentes. Tienes hasta 40 claves para asignar. Súper cool. Definitivamente en Agosto Plickers me espera.





2. ClassDojo

Esta aplicación te permite realizar chart seat, enviar fotos en tiempo real a los padres sobre el aprendizaje de sus hijos, brindar badges según el desempeño de los estudiantes. Entre muchas otras cosas. Debes asegurarte que todos los padres tengan la aplicación y que brinden autorización para tomar fotos y que los estudiantes den su asentimiento para esto.


3. Vocabulary Builder from Magoosh

En esta aplicación puedes repasar vocabulario con los estudiantes. Sirve para la hora de la clase, como para tutorías o estudio autodidáctico. Funciona como flashcards virtuales, en donde puedes ir marcando que vocabulario dominas y cuál no. Durante el proceso se va creando graficas del dominio de vocabulario.



¡Que Desmadre! Academic Agenda Freebie

¿Te ha pasado que luego que compras una agenda no es muy útil y terminas usándola muy poco? ¿Tú respuesta es Sí? Pues no estás solo. Yo he llegado a gastar hasta $25 dólares en una agenda que al final no utilizo mucho. 

Además terminaba teniendo agenda, libreta de recordatorios y registros de finanzas. Demasiadas cosas para cargarlas a todos lados ¿verdad? Pues recientemente decidí realizar mi propia agenda académica 2017-2018 (ya que soy maestra) que fuera acorde a mis necesidades. Hoy la comparto contigo completamente GRATIS. 

En la medida en que estes organizado, lograrás facilmente tus objetivos y podrás proyectar mayor confianza. ¡Que Desmadre! desea acompañarte en ese camino hacia la proyección positiva. Comienza organizándote con la Agenda de ¡Que Desmadre! (solo tienes que darle click aquí) y comenta ¿qué tal te pareció?