Arreglemos este Desmadre: 4 libros que te recordaran cómo hacerte feliz

Hace algún tiempo atrás una de mis amigas pasó por tiempos difíciles. Fue impresionante ver cómo alguien que ha sido una figura de fortaleza se iba derrumbando poco a poco. No me mal entiendan, sé que somos humanos, me refiero más bien al hecho de lo doloroso que fue el tener que ser solo un oído y ese sentimiento de impotencia que sentí. ¿Por qué les cuento esto? Porque de aquí surge la idea de crear un espacio de empoderamiento en donde NO olvidemos lo que somos como individuos. Los únicos que podemos hacernos felices somos nosotros mismos. Así que ¡Arreglemos este Desmadre! Intercambiemos herramientas, experiencias, opiniones. Hagamos este espacio vivo, comparte conmigo este camino a la felicidad. Aquí algunos libros que me han acompañado en esta aventura de vivir:

1) El hombre en busca del sentido por Viktor Frankl:

Este libro es tan genial que no sé como describirlo. Llegó en el momento justo. Es la historia de un psiquiatra que sobrevivió el holocausto. No les voy a decir nada más. Pero si el pudo con eso y seguir dejenme decirles que no hay quien me pare y a ustedes tampoco. Les dejo la portada y el link de Amazon para que si desean lo adquieran. El hombre en busca del sentido Amazon


2) El bufón que no hacia reir por Maena Garcia Estrada

Este me lo regalaron. Alguien muy especial de hecho, mi maestra de teatro, hoy mi amiga. Lo que me gusta de esta historia es que ademas de corta, el mensaje es muy facil de entender y es refrescante ante la idea de trabajar por nuestros sueños. El bufón que no hacia reir


3) Construye tu propio destino Wayne Dyer

Este también me lo regaló mi maestra de teatro. Es un poco denso, me explico. El vocabulario y el contenido puede ser difícil de digerir. Pero si lo tomas con calma creeme comenzarás a realizar pequeños cambios que aflorarán la mejor versión de ti. Construye tu destino


4) Te amo pero soy feliz sin ti Jaime Jaramillo

Y por último este mega libro, que se aplica a cualquier relación. Habla sobre el desapego y sin duda te convence de utilizar la mejor arma posible para ser feliz, a ti mismo. Te amo pero soy feliz sin ti



Cuéntame ¿cuales son tus herramientas de apoyo? Comenta, comparte

Disclaimer: No he recibido ni recibiré ningun tipo de remuneración de ninguna clase o índole. Lo aquí escrito es solo producto de mi experiencia. Si usted decide seguir las recomendaciones de este blog y de su autora lo hace bajo su propio riesgo y responsabilidad.


¡Tendrás un bebé! ¿Por qué es importante el primer trimestre de embarazo?


Ahora mismo todo es emoción, tener un bebé es una bendición. Y con él llegan muchas responsabilidades. Cuando estas embarazada hay algunas cosas MUY importantes que debes saber. En el primer trimestre el desarrollo del embrión es bien importante. Trataré de explicarlo lo más simple posible.

 En este primer trimestre una vez el óvulo y el espermatozoide se unan en las trompas de Falopio se ira dividiendo en grupos de células y se instalará en tu vientre. Desde ese momento ese puñado de células se ocupará de crecer (Blastocito). En la semana 5 ya será un embrión que se compone del ectodermo (piel, ojos, sistema nervioso y oídos), endodermo (pulmones e intestinos) y el mesodermo (corazón y sistema circulatorio). En la semana 6 debe cerrarse el tubo neural. 

Y ¿qué es el tubo neural? Es básicamente lo que se convertirá en el sistema nervioso de tu bebe (cerebro, neuronas, nervios etc.). Esto es sumamente importante porque desde la dieta, cuestiones genéticas y como produce las sustancias tu cuerpo puede afectar ese proceso. Tranquila no es para alarmarse mas bien para tomar prevención. Si el tubo neural no se cierra adecuadamente puede darse defectos en el mismo que pudieran desembocar en espina bífida, anencefalia etc. No se sabe a ciencia cierta porque sucede que el tubo neural no cierre adecuadamente puede haber razones genéticas o ambientales. Lo que sí se sabe es que el ácido fólico juega un papel importante aquí. Debes tomar tus pastillas pre natales y el ácido fólico como si de eso dependiera tu vida. Además, una nutrición balanceada te ayudará con malestares típicos del trimestre y le transmitirás a través de la placenta todo lo que tu bebe necesita para nacer sano y saludable. Cuando me enteré de que estaba embarazada fue el día de navidad en el 2013, los médicos que traté de contactar estaban en época de vacaciones. Mientras esperaba el día de mi primera visita decidí ir a la farmacia y comenzar con las vitaminas pre natales. Sin embargo, no hay que esperar a estar embarazada para tomarlas. Si estas en busca de tener un hijx debes comenzar a preparar tu cuerpo para ese momento. 


Disclaimer:
Este artículo no reemplaza el cuidado médico adecuado. El mismo solo tiene propósitos informativos, su autor no es profesional obstétrico
. Si decide probar los consejos de este blog lo realiza bajo su propio riesgo. ¡Que Desmadre! así como su autora no se responsabilizan por daños ocurridos. Este Blog está protegido por derechos de autor.

Fotos tomadas de pixabay.com

Criar a una mujer en un siglo que insiste en ser machista: 3 Maneras de luchar

Criar no es una tarea fácil, tampoco es exclusiva de la mujer. En especial cuando somos las mismas mujeres las que promovemos el patriarcado cuando le hacemos comentarios a otras mujeres que crian. Por ejemplo: "Ese juguete no es para niñas, una niña no se sienta así, las niñas se peinan". Como para que entrenemos a nuestras hijas para lo que se supone que fueron hechas. Yo quiero a mi hija libre, la quiero siendo ella. No lo que la sociedad quiera hacer de ella. Las mujeres somos mucho más que un bulto de carne al que se le juzga por si es bonita o no, por si es delagada o no, por si se maquilla o no, por si cocina, trabaja y es perfecta TODO a la misma vez. Hoy una joven me pregunto por qué no había un día para el hombre. What? Porque ellos han tenido SIGLOS de patriarcado y aún hoy poseen privilegios solo por ser hombres. Como por ejemplo: mejor paga en trabajos similares.
Así que en la unión está la fuerza. Comparto contigo tres maneras en la que puedes seguir la lucha por el derecho a la igualdad que comenzarón las generaciones de mujeres anteriores a la nuestra:

1. No insultes a otra mujer

Entiendo que no tengo que mencionar todas las palabras con las que a veces describimos a otras mujeres. Si tu pareja te es infiel, no es por culpa de la p$%6 esa. Quien te debe respeto es tu pareja.


2. No le digas como criar a otra mujer

Mas bien apoyala, ofrecele información y respeta su decisión de crianza. Y lo mas importante si las cosas no salen como ella lo esperaba, ayudala a buscar nuevas opciones.




3. No juzgues a otra mujer por su conducta

Una mujer puede vestir como quiera, andar en donde quiera y decidir lo que quiera. Eso no la hace merecedora de violaciones, humillaciones y juicio por parte de otro (a).

¿Cuales son tus formas de lucha? Comenta, Comparte

¿Cómo promover la resiliencia en la sala de clases? 3 ideas de cómo puedes empezar



 ¿A cuántos nos han hablado de la resiliencia activamente? No recuerdo que nadie me hablara sobre esto hasta mis treinta años. Y realmente es preocupante que no hablemos de esto en casa y en las escuelas activamente. ¿Por qué? Porque es más doloroso aprender por el “trial and error”. Como maestros tenemos la oportunidad de enseñarles a las futuras generaciones que tienen la capacidad de afrontar las adversidades, aprender de ellas. ¿Cómo podemos empezar?

  1.       Hablando activamente


Incluir la palabra dentro del vocabulario de los estudiantes es el primer paso para que comiencen a pensar sobre esto. No lo definas por ellos, crea la curiosidad y deja que ellos investiguen. En cualquier nivel, elemental o superior.










     2.  Realizando Preguntas Metacognitivas

Hablar sobre nosotros mismos, pensar sobre nosotros mismos y como mejorar nuestra propia versión es difícil. Y los es porque no nos acostumbran desde pequeños a hacerlo. A los pequeños en ocasiones debemos hacerles preguntas sobre su conducta. Decirles siempre lo que tienen que hacer les aniquila ese superpoder con el que nacemos. En la medida en la que reconozcan como reaccionan y se conozcan a ellos mismos podrán afrontar las adversidades y                                                            salir airosos.



3       3.  Siendo un modelo

Por experiencia sé que este es el más difícil. A los maestros se nos exige como si no fuéramos mortales. En TODOS los aspectos. Sin embargo, en efecto somos humanos, bueno diría que super humanos con todo lo que nos toca hacer. En fin, que mostrar que somos de carne y hueso nos da la oportunidad de modelar la resiliencia. ¿Cómo? A veces las historias propias de como se ha superado desafío tras desafío es más que suficiente. Mis estudiantes saben que estoy muy lejos de ser perfecta, pero también saben que aún sigo en pie.



Ser resiliente es tan importante como saber leer, escribir, construir puentes y resolver problemas matemáticos. Ser resiliente es lo que nos permite hacer todo lo anterior. Tomarnos algunos minutos de forma informal o formal vale la pena. Créeme no tan solo le estarás dando una herramienta a ellos, sino que le estarás heredando un mejor ciudadano a la sociedad.

No logré lactar, ¿eso me hace mala madre? ¡Que Desmadre!

Cuando quedé embarazada leí mucho, bajé todas las aplicaciones existentes de embarazo. Y estaba muy segura de que lactaría, no tan solo por los beneficios de la lactancia para mi criatura, también por los beneficios que me brindaría a mí. Sin embargo, luego de una cesaría necesaria por preclamsia, todo cambió. No voy a mentir era mi primera hija, estaba muy asustada, creo que todavía tengo el susto, no es hasta que lo ves que te das cuenta de la responsabilidad tan grande que tendrás de ahí en adelante. No puedo determinar cuánto tiempo pasó entre la cesárea y ver a mi hija hay lapsos que borré de mi memoria, solo sé que tan pronto me la dieron la enfermera, una muy joven, por cierto, estuvo alrededor de 45 minutos ayudándome a tratar de pegar a mi bebe al ceno, pero mi taz nació voluntariosa y así fueron los próximos 30 arduos días, 30 minutos peleando para que cogiera la teta y la otra media hora extrayéndome con la máquina.
Para sumarle a eso cada vez que tomaba leche la expulsaba, sí reflujo. Fue muy frustrante no poder lograr lactar. Recuerdo muy bien un día en el que estaba sola en casa con mi taz. Por unos cuantos segundos se había pegado, me emocione tanto que mi reacción la asustó y se despegó. Todo el mundo me decía tienes que seguir intentando no te puedes cansar. Bebí horchata de ajonjolí por ojo boca y nariz. Cuando me bañaba era preciso ver como fluía la leche materna. Solo que mi hija no quería pegarse. El pediatra de mi hija me recomendó un grupo de apoyo de lactancia, pero tampoco funcionó.
 No había lugar, ni literatura en el que no me bombardearan con el TIENES QUE LACTAR. Y las reuniones familiares eran un verdadero fastidio, todo el mundo preguntando ¿la estas lactando? Las ganas de decirle: "eso es privado preocupese por si sus hijos comen o no" rondaban constantemente mi mente, gracias a Dios siempre se quedó ahí. No logré lactar, ¿eso me hace mala madre? NO, no me hace mala madre.
La presión que le ponen a una es inmensa, una se siente incompleta, empezando y ya estas fracasando. Tres años después puedo hablar del tema y decirles a todos aquellos que me presionaron o que pensaron que eso me hacía menos capaz sabe que hoy mi hija es sana, alegre, y muy activa. Con esto no quiero enviar un mensaje equivocado, lactar si es importante, lactar es lo más sano. Pero si no se pudo no joda a una madre en proceso de crianza mejor quédese calladito. A las que están pasando por una situación similar, no estás sola, no eres la única, no te falta nada y eres TODO lo que necesita tu bebe. Si lo intentaste todo entonces abre paso a disfrutar la experiencia de ser mamá que va mucha mas allá de dar teta. 


**Foto tomada de pixabay


¿Qué hacer con los pequeños Antes, Durante y Después de un huracán?

Luego del paso cercano a Puerto Rico del Huracán Irma categoría 5 y el paso directo por las islas vecinas podemos o sentirnos mejor preparados para el Huracán Maria o más ansiosos. De Irma aprendí varias cosas en relación a tener niños pequeños en estas emergencias:
Foto tomada de pixabay.com

ANTES


1) Una explicación sencilla es más que suficiente

Tratar de darles una explicación científica no logrará nada y terminarán más confundidos y con más preguntas. Decirles algo como : "Viene un huracán, lloverá mucho y habrá mucho viento pero estas seguro (a) con mamá y papá (o la persona con la que viva el pequeño)".


2) Hablarles de lo que se espera, las consecuencias. 

A los niños no los podemos tener encerrados en burbujas, es una realidad que estaremos sin agua y luz por un tiempo indeterminado. Hablarles sobre esto les ayuda a ir entendiendo. De la primera NINGÚN niño entiende, para Irma, mi pequeña me preguntó porque no teniamos luz alrededor de ¿un millón de veces? Los pequeños internalizan las cosas por la repetición. Mantener la calma es lo mejor que podemos hacer, si nos sentimos abrumados hagan turnos entre los padres para contestar las dudas de los más pequeños. Decirles algo  como : "Estaremos sin luz, no podrás ver videos pero podremos jugar con otras cosas". 

DURANTE

3) Es super importante que juegues con ellos

En una época regular o normal los niños pueden entretenerse solo con jugar con sus juguetes sin que tú interactues. En una emergencia los adultos solemos estar ansiosos y ellos lo perciben (mi pequeña está hecha una experta en detectar esto y se pega a mi como lapa jejeje) por lo que desearan que estes más con ellos. Una manera de disimular esa ansiedad es jugando con ellos, literal sientate y hazte parte de su imaginación.

DESPUÉS

4) Lo que tienes en tu hogar es más que suficiente (juguetes)

Luego que paso Irma estuvimos unos seis días sin servicio de energía eléctrica lo cual fue una bendición pues aún hay familias sin este servicio. Así que cada vez que fue posible y seguro ibamos a alguna tienda a ver si tenián algún juego de mesa que pudieramos usar con nuestra pequeña. Nunca encontramos ninguno, se agotaron, y en los lugares que quedaba algo nada era apropiado para su edad. Y que bueno que fue así porque en casa había suficiente, a veces la ansiedad nos hace gastar demás innecesariamente. Algunas de las actividades que hicimos despues del huracán mientras no teniamos servicio de energía eléctrica:

                       A) Leer cuentos 
                       B) Jugar veo, veo
                       C) Montar rompecabezas de pocas piezas (48 en este caso)
                       D) Jugar Memory
                       E) Pintar
                       F) Y la más importante (esta la aprendí por la mala) hacerlos partes de las tareas                              de recogido

 
Foto tomada de pixabay.com
5) Los paseos en auto (luego de la emergencia y cuando sea seguro salir) fortalecen los lazos           familiares

Luego de la emergencia y mientras estuvimos sin servicio de energía eléctrica teníamos que ir a otro pueblo para tener señal en los celulares y poder comunicarnos. Así que todos esos días en las tardes ibamos en auto, en el camino ibamos hablando sobre cómo quedaron las cosas y el porque según la chiquis iba haciendo preguntas. Esto nos ayudó a manejar la ansiedad y de paso a entretenernos.


Espero que mi experiencia les ayude en algo. Cuentame ¿y tú que harás con tus peques?







10 meriendas apropiadas para toddlers

Algo que nos preocupa constantemente en la crianza es la alimentación, sobretodo en la población latina. Cuando nuestros niños regresan a clases comenzamos a pensar qué podemos ofrecerles de meriendas para que lleven a la escuela y puedan concentrarse en lo académico y no en que su pancita tiene hambre. Para escoger una buena merienda debemos tomar en consideración los carbohidratos (dentro del desglose de estos te indica cuanta azúcar tiene un producto) y las proteínas. Por ejemplo brindar galletas y un jugo no es tan apropiado ya que le estas dando dos porciones de carbohidratos. Lo correcto debe ser galletas + un palito de queso + agua o jugo + un palito de queso. Así que en general 1 carbohidrato y 1 proteina es lo que trato de seguir con mi pequeña. Lo importante es saber hacer la combinación para que su cuerpo saque el maximo de lo que se consume.

Aquí 10 ejemplo de meriendas que cumplen con el 1/1 :


  1. 5 uvas, 1 jamón 98% fat free y agua. 
  2. Puré de manzana, palito de queso y agua
  3. 4 oz de yogurt con granola y una cucharada de miel (contiene todo lo que necesita carbs y proteínas) + agua
  4. Pincho de frutas (2 fresas y 3 uvas), 1 jamón de pavo y agua.
  5. Pan integral con jamón (en forma de círculos, una sola lasca de pan) y agua.
  6. 5 galletas saladas (Ritz), 1/2 hot dog cocido 98% fat free y agua.
  7. 4 cherry tomatoes, palito de queso y agua.
  8. Galletas panda, un palito de queso y agua.
  9. 4 oz de jugo de zanahoria y china (como hacerlo en casa),  jamón de pavo y agua.
  10.  1 manzana pequeña, 2 onzas de pollo desmenuzado y agua. 

Las combinaciones son infinitas de acuerdo a lo que se consuma en la familia hay muchas opciones en el mercado. Y puedes aumentarlas preparando cosas en casa. Aquí les incluyo algunas opciones que utilizo de carbohidratos que se pueden conseguir en el mercado. Estas las combino con una fuente de proteina. Es importante saber que NO siempre deben consumir productos procesados y que las frutas frescas son excelentes opciones, sin embargo la vida rápida que la sociedad nos obliga a tener a muchos padres no les permite prepararlo todo en casa. Esto debemos combinarlo con actividad física adecuada para su edad. ¿Y tú qué meriendas les preparas a tus peques? Comenta, comparte.

NOTA: No he recibido ni recibiré ninguna compensación monetaria ni de ninguna otra índole por parte de estas marcas. Esto es producto exclusivamente de mi experiencia.
Disclaimer:
Este artículo no reemplaza el cuidado médico adecuado. El mismo solo tiene propósitos informativos, su autor no es profesional de nutrición. Si decide probar los consejos de este blog lo realiza bajo su propio riesgo. ¡Que Desmadre! así como su autora no se responsabilizan por daños ocurridos. Este Blog está protegido por derechos de autor.