Raíces

Aún recuerdo tocar en la puerta para llevarle comida en uno de esos días grises. La adolescencia no lo hacía fácil y sus razones desconocidas mucho menos. Pero a ambas nos unió el milagro de la vida. La disciplina aunque ha ayudado con lado rebelde a veces duele. Ha herido.  Pero ¿de qué otra forma puede ser? Este amor inexplicable que tratan de arrebatarnos con el corte de un cordón umbilical. Ella ha renunciado a todas las locuras de su edad. La he dejado para tenerla segura. Sin embargo en el fondo y aunque no lo digo me hubiera gustado que tomará su mochila y se fuera a viajar. Nos hubieras evitado su profunda tristeza. No hay nada peor que ver a quién se ama no ser feliz. Supungo que intenta enseñarme que la felicidad de cada uno no depende de otros. Hay que fortalecer las raices, para luego crecer, y dar sombra a otros.

Dogs days are over

En esta aventura de ser madre no se me ocurre como lo estaría haciendo sin tener a mi compañero de vida. Son muchas las ocasiones en que me reitero de que escogí el padre ideal para mi hija. El día de hoy muchos lo llaman "El día de los perros" pero saben que " Dogs days are over".  Mi hija no repetirá mi historia y me doy mas que bien pagada con eso. Él no tan solo se preocupa por ella, sino que me trata como definitivamente ella en un futuro exigirá que la traten, ni un poco menos. A través de nuestra relación que para sorpresa de muchos es larga,  muchas personas me han preguntado como me enamoró porque no se lo imaginan, otros me han dicho con un tono medio despectivo que tiene acento de jíbaro, algo que lleva él con mucho orgullo y que yo lo comparto sin problemas.

Como no enamorarse de una persona que ha estado a tu lado aún en tus peores momentos, que te ha visto en condiciones deplorables y aún así te dice que eres bella, como no enamorarse de una persona que solo posee su mancha de platano y es capaz de bajarte todas las estrellas y traer todos los "My little pony" del mundo. Como rechazar a alguien paciente, bondadoso y dado a los demás. No es perfecto y es exactamente eso lo que me hace sentir segura pues no seré la única que me equivoque.

Siri quisiera escribirlo si la dejo, pero como aún no escribe en la computadora cosas coherentes te agradezco por ella este año y nueve meses por estar presente, porque siempre sea así, porque tu presencia la hará fuerte. Te amamos infinitamente y de regreso.

¡Feliz Día del Padre!