Y ahora ¿Qué?


Coral le había escrito un 5 de enero. No recibió respuesta, era lo usual estos últimos años. Le escribía por costumbre, por tratar de terminar ese capítulo que se quedó en una coma. Seis meses más tarde le contesta, con una sola frase:

-Estoy bien-.

Estaba vivo, estaba bien.

-¿Te volveré a ver algún día?-.

-No estoy en el país-.

Silencio.

Ya existía un punto,
y no lo puso ella.
Punto.
Sin comas,
sin esperanzas.

-En otra vida será-.

Y ahora ¿qué?

Nota: En un futuro para ver entradas como estas solo dirígete al área de etiquetas y has "click" en relatos.

2 comentarios