Day - a Day

Querida, no puedes esconderte del mundo debajo de la frisa todas las vacaciones. Recuerda que nunca es tarde, pero el tiempo sigue corriendo. Levantate, ponte los tenis y comienza a correr. No te peines, toma los pañales, no olvides la pastilla, de paso no olvides los sueños están justo al lado de la ventana, ¡Detente! Acaricia esa pequeña frente, mueve esos finos cabellos y disfruta de la profundidad de los ojos que nunca podrán mentirte. ¡Comienza a correr!

No hay comentarios.