No lo llames Amor

Quebranto. Mi mente abierta te ha indignado. Te he dicho que no suene a amor. Sí, porque son demasiados los miedos al fracaso. Todo lo bueno duele, mucho. El  único compromiso que quiero es conmigo. No, no es cobardía. La cobardía es subjetiva. Todo lo que se etiqueta tiene fecha de expiración. No lo puedes ver, que te miento, cuando te digo que no quiero algo serio. Por eso terminas dentro. Y hago de la vida misma un siempre. Besos mal pegados, tú presencia entre mis piernas, embestidas y el tono de "Whatsapp" anunciando tus palabras. Si te digo que siento algo me arriesgo a perderte. Estas loco si piensas que arriesgaré todo en palabras. Finjo la vida, porque lo estoy sintiendo todo. Es que no lo ves, que me muero de miedo, que se note que esto es amor.