5 conductas que nos alejan del empoderamiento

Ultimamente he escuchado y leído mucho acerca del auto empoderamiento (self-empowerment). En especial el femenino. Sin embargo pienso que el "self empowerment" no es una cosa de género, más bien de seres, independientemente del género con el que se identifiquen. Se trata de lograr aquello que deseamos y que nos hace ver el propósito de nuestras vidas. Para esto hay que entender cuál es nuestro papel en cada entorno y auto valorar ese rol. Además de esto debemos reconocer y valorar el rol que juegan otros en nuestra vida. Para esto no se tiene que ser el alma gemela de cada persona con la que te relacionas. Siempre he tenido claro que deseo ser la mejor versión posible de mi . En algunas etapas esa versión se daba con naturalidad y con poco equipaje emocional, en otras a sido un tanto difícil. Pero en todas he tenido claro que lo que no funciona se renueva. En estas tres décadas he identificado 5 cosas tóxicas que hago/hacía/ o dejaba que hicieran que me alejan del empoderamiento. Las comparto en conjunto de como tengo planeado trabajarlas.

1. No aceptar a las personas como son

Esto no significa que lo soy en un 100%. O que me pasa con todas las personas. Más bien me refiero a esas ocasiones en las que se me hace difícil trabajar, comunicarme o relacionarme de alguna manera con personas en específico. Puedo reconocer e identificar esas ocasiones en las que me ha creado un conflicto interno en porque ciertas personas actúan, o son de tal cual manera. Me parece que el conflicto surge de la honestidad propia. Me explico, se que no está bien tener ciertos sentimientos negativos hacia otros seres humanos independientemente de si se lo merecen, si lo provocaron o alguna otra razón.

Para ocuparme más que preocuparme he decidido hacer ciertos cambios conductuales, pues en ocasiones aunque uno no exprese lo que está pensando el lenguaje corporal lo dice todo. Y en este aspecto tengo una pequeña esponja mirandome todo el tiempo y que le encanta imitar. Esta ha sido la razón principal para tomar acción. En la medida en que yo como mamá sea o tenga una buena versión, siendo una buena ciudadana entonces ella lo será o al menos estará más predispuesta a serlo.

Lo mejor que puedo hacer es enfocarme en lo positivo de cada persona y reconocer de manera activa esas cosas. Dejándole saber a esa persona esas cosas que nos hacen afines. De lo negativo todos hacen brecha así que esas personas ya tendrán su camino para mejorlas o trabajarlas si así lo desean.


2. Controlar el entorno



Para poder manejar la ansiedad, la mayoría de las veces solemos querer tener control de cada punto y coma. Saber que va a pasar cada segundo de algún evento o de la vida misma. Esto es imposible de hacer y es muy agotador. Generalmente ocurre sin que uno se de cuenta. Sin embargo esto suele afectar relaciones (afectivas y laborales), la salud física y la mental.  Es por esto que ser flexibles en las estructuras mentales es importante. Toda mi vida he vivido rodeada de gente controladora (todo lo quieren saber, te dicen como hacerlo todo, su manera siempre es la mejor etc.) hasta que terminas convirtiendote en algo igual o parecido. Y para nada es algo que quiero en mi vida. ¿Qué puedo hacer por esto? Darle un espacio a las cosas espontáneas, delegar y confiar en que todo saldrá bien. Cuidar la manera en la que me expreso. Mis modos no son los únicos existentes y pueden haber otros igual de efectivos o mejores. De igual manera no permitir que otros con su control me hieran o eviten que disfrute de las cosas. Mis maneras son igual de validas que la de los demás y también deben ser respetadas, que otros me hagan sentir que estoy mal todo el tiempo no será aceptable y está relacionado con el próximo punto.

3. Darle paso al juicio

TRATO siempre de no juzgar, lo pongo en mayúsculas porque el que trate no significque que siempre lo logre. El juzgar provoca que la gente se aleje, bueno o malo es algo que a lo mejor no desees. Seguiré tratando de estar conciente de esta conducta y de igual manera desechar todo lo que me haga sentir enjuiciada en todo momento.


4. Descuidar mi salud:



De todo lo anterior esto es lo peor que se puede hacer. Comienza poco a poco y termina en algo sin control. La salud incluye física, mental y espiritual. Retomar las riendas da mucho trabajo. Para poder explicarles creo que tendría que escribirles un libro entero. Lo que si les puedo garantizar es que el empoderamiento depende total y abosolutamnete de esto. Más adelante les comparto que cosas estaré haciendo para mejorar cada una de estas áreas.


5. Dejar de practicar la empatía

Antes solía ser una persona super dada. En cada luz una peseta, agua o zapatos. Trabajo voluntario, era compulsorio. Si alguien necesitaba hacía hasta lo imposible por brindar. No es que ya no sea esa persona pero a medida que uno va adquiriendo responsabilidades, va descuidando esa habilidad de ser empáticos con otros y con el ambiente. Claro hay que tener en cuanta las finazas personales porque no se trata de desvestir un santo para vestir otro. Pero la empatía no debe depender de lo que tengamos materialmente para brindar y en eso es en lo que estoy trabajando. Escuhar o leer ha alguien que lo necesite. Motivar, abrazar o simplemente compartir.

Estas 5 cosas se pueden hacer en positivo: Acepta a las personas como son, no controles todo, no juzgues, cuida tú salud y práctica la empatía. Te aseguro que luego de esto el empoderamiento vendrá solo y podrás realizar o emprender cualquier proyecto de vida que desees.

Y ¿tú? ¿qué cosas tóxicas piensas cambiar a positivo?

Nota: Todas las imagenes utilizadas son de pixabay.com

No hay comentarios.