No logré lactar, ¿eso me hace mala madre? ¡Que Desmadre!

Cuando quedé embarazada leí mucho, bajé todas las aplicaciones existentes de embarazo. Y estaba muy segura de que lactaría, no tan solo por los beneficios de la lactancia para mi criatura, también por los beneficios que me brindaría a mí. Sin embargo, luego de una cesaría necesaria por preclamsia, todo cambió. No voy a mentir era mi primera hija, estaba muy asustada, creo que todavía tengo el susto, no es hasta que lo ves que te das cuenta de la responsabilidad tan grande que tendrás de ahí en adelante. No puedo determinar cuánto tiempo pasó entre la cesárea y ver a mi hija hay lapsos que borré de mi memoria, solo sé que tan pronto me la dieron la enfermera, una muy joven, por cierto, estuvo alrededor de 45 minutos ayudándome a tratar de pegar a mi bebe al ceno, pero mi taz nació voluntariosa y así fueron los próximos 30 arduos días, 30 minutos peleando para que cogiera la teta y la otra media hora extrayéndome con la máquina.
Para sumarle a eso cada vez que tomaba leche la expulsaba, sí reflujo. Fue muy frustrante no poder lograr lactar. Recuerdo muy bien un día en el que estaba sola en casa con mi taz. Por unos cuantos segundos se había pegado, me emocione tanto que mi reacción la asustó y se despegó. Todo el mundo me decía tienes que seguir intentando no te puedes cansar. Bebí horchata de ajonjolí por ojo boca y nariz. Cuando me bañaba era preciso ver como fluía la leche materna. Solo que mi hija no quería pegarse. El pediatra de mi hija me recomendó un grupo de apoyo de lactancia, pero tampoco funcionó.
 No había lugar, ni literatura en el que no me bombardearan con el TIENES QUE LACTAR. Y las reuniones familiares eran un verdadero fastidio, todo el mundo preguntando ¿la estas lactando? Las ganas de decirle: "eso es privado preocupese por si sus hijos comen o no" rondaban constantemente mi mente, gracias a Dios siempre se quedó ahí. No logré lactar, ¿eso me hace mala madre? NO, no me hace mala madre.
La presión que le ponen a una es inmensa, una se siente incompleta, empezando y ya estas fracasando. Tres años después puedo hablar del tema y decirles a todos aquellos que me presionaron o que pensaron que eso me hacía menos capaz sabe que hoy mi hija es sana, alegre, y muy activa. Con esto no quiero enviar un mensaje equivocado, lactar si es importante, lactar es lo más sano. Pero si no se pudo no joda a una madre en proceso de crianza mejor quédese calladito. A las que están pasando por una situación similar, no estás sola, no eres la única, no te falta nada y eres TODO lo que necesita tu bebe. Si lo intentaste todo entonces abre paso a disfrutar la experiencia de ser mamá que va mucha mas allá de dar teta. 


**Foto tomada de pixabay