¡Tendrás un bebé! ¿Por qué es importante el primer trimestre de embarazo?


Ahora mismo todo es emoción, tener un bebé es una bendición. Y con él llegan muchas responsabilidades. Cuando estas embarazada hay algunas cosas MUY importantes que debes saber. En el primer trimestre el desarrollo del embrión es bien importante. Trataré de explicarlo lo más simple posible.

 En este primer trimestre una vez el óvulo y el espermatozoide se unan en las trompas de Falopio se ira dividiendo en grupos de células y se instalará en tu vientre. Desde ese momento ese puñado de células se ocupará de crecer (Blastocito). En la semana 5 ya será un embrión que se compone del ectodermo (piel, ojos, sistema nervioso y oídos), endodermo (pulmones e intestinos) y el mesodermo (corazón y sistema circulatorio). En la semana 6 debe cerrarse el tubo neural. 

Y ¿qué es el tubo neural? Es básicamente lo que se convertirá en el sistema nervioso de tu bebe (cerebro, neuronas, nervios etc.). Esto es sumamente importante porque desde la dieta, cuestiones genéticas y como produce las sustancias tu cuerpo puede afectar ese proceso. Tranquila no es para alarmarse mas bien para tomar prevención. Si el tubo neural no se cierra adecuadamente puede darse defectos en el mismo que pudieran desembocar en espina bífida, anencefalia etc. No se sabe a ciencia cierta porque sucede que el tubo neural no cierre adecuadamente puede haber razones genéticas o ambientales. Lo que sí se sabe es que el ácido fólico juega un papel importante aquí. Debes tomar tus pastillas pre natales y el ácido fólico como si de eso dependiera tu vida. Además, una nutrición balanceada te ayudará con malestares típicos del trimestre y le transmitirás a través de la placenta todo lo que tu bebe necesita para nacer sano y saludable. Cuando me enteré de que estaba embarazada fue el día de navidad en el 2013, los médicos que traté de contactar estaban en época de vacaciones. Mientras esperaba el día de mi primera visita decidí ir a la farmacia y comenzar con las vitaminas pre natales. Sin embargo, no hay que esperar a estar embarazada para tomarlas. Si estas en busca de tener un hijx debes comenzar a preparar tu cuerpo para ese momento. 


Disclaimer:
Este artículo no reemplaza el cuidado médico adecuado. El mismo solo tiene propósitos informativos, su autor no es profesional obstétrico
. Si decide probar los consejos de este blog lo realiza bajo su propio riesgo. ¡Que Desmadre! así como su autora no se responsabilizan por daños ocurridos. Este Blog está protegido por derechos de autor.



Fotos tomadas de pixabay.com

Criar a una mujer en un siglo que insiste en ser machista: 3 Maneras de luchar

Criar no es una tarea fácil, tampoco es exclusiva de la mujer. En especial cuando somos las mismas mujeres las que promovemos el patriarcado cuando le hacemos comentarios a otras mujeres que crian. Por ejemplo: "Ese juguete no es para niñas, una niña no se sienta así, las niñas se peinan". Como para que entrenemos a nuestras hijas para lo que se supone que fueron hechas. Yo quiero a mi hija libre, la quiero siendo ella. No lo que la sociedad quiera hacer de ella. Las mujeres somos mucho más que un bulto de carne al que se le juzga por si es bonita o no, por si es delagada o no, por si se maquilla o no, por si cocina, trabaja y es perfecta TODO a la misma vez. Hoy una joven me pregunto por qué no había un día para el hombre. What? Porque ellos han tenido SIGLOS de patriarcado y aún hoy poseen privilegios solo por ser hombres. Como por ejemplo: mejor paga en trabajos similares.
Así que en la unión está la fuerza. Comparto contigo tres maneras en la que puedes seguir la lucha por el derecho a la igualdad que comenzarón las generaciones de mujeres anteriores a la nuestra:

1. No insultes a otra mujer

Entiendo que no tengo que mencionar todas las palabras con las que a veces describimos a otras mujeres. Si tu pareja te es infiel, no es por culpa de la p$%6 esa. Quien te debe respeto es tu pareja.


2. No le digas como criar a otra mujer

Mas bien apoyala, ofrecele información y respeta su decisión de crianza. Y lo mas importante si las cosas no salen como ella lo esperaba, ayudala a buscar nuevas opciones.




3. No juzgues a otra mujer por su conducta

Una mujer puede vestir como quiera, andar en donde quiera y decidir lo que quiera. Eso no la hace merecedora de violaciones, humillaciones y juicio por parte de otro (a).

¿Cuales son tus formas de lucha? Comenta, Comparte

¿Cómo promover la resiliencia en la sala de clases? 3 ideas de cómo puedes empezar



 ¿A cuántos nos han hablado de la resiliencia activamente? No recuerdo que nadie me hablara sobre esto hasta mis treinta años. Y realmente es preocupante que no hablemos de esto en casa y en las escuelas activamente. ¿Por qué? Porque es más doloroso aprender por el “trial and error”. Como maestros tenemos la oportunidad de enseñarles a las futuras generaciones que tienen la capacidad de afrontar las adversidades, aprender de ellas. ¿Cómo podemos empezar?

  1.       Hablando activamente


Incluir la palabra dentro del vocabulario de los estudiantes es el primer paso para que comiencen a pensar sobre esto. No lo definas por ellos, crea la curiosidad y deja que ellos investiguen. En cualquier nivel, elemental o superior.










     2.  Realizando Preguntas Metacognitivas

Hablar sobre nosotros mismos, pensar sobre nosotros mismos y como mejorar nuestra propia versión es difícil. Y los es porque no nos acostumbran desde pequeños a hacerlo. A los pequeños en ocasiones debemos hacerles preguntas sobre su conducta. Decirles siempre lo que tienen que hacer les aniquila ese superpoder con el que nacemos. En la medida en la que reconozcan como reaccionan y se conozcan a ellos mismos podrán afrontar las adversidades y                                                            salir airosos.



3       3.  Siendo un modelo

Por experiencia sé que este es el más difícil. A los maestros se nos exige como si no fuéramos mortales. En TODOS los aspectos. Sin embargo, en efecto somos humanos, bueno diría que super humanos con todo lo que nos toca hacer. En fin, que mostrar que somos de carne y hueso nos da la oportunidad de modelar la resiliencia. ¿Cómo? A veces las historias propias de como se ha superado desafío tras desafío es más que suficiente. Mis estudiantes saben que estoy muy lejos de ser perfecta, pero también saben que aún sigo en pie.



Ser resiliente es tan importante como saber leer, escribir, construir puentes y resolver problemas matemáticos. Ser resiliente es lo que nos permite hacer todo lo anterior. Tomarnos algunos minutos de forma informal o formal vale la pena. Créeme no tan solo le estarás dando una herramienta a ellos, sino que le estarás heredando un mejor ciudadano a la sociedad.