¿Cómo puedo ayudar a mi hijx para que se apodere de su vida?





Como madre sé que una preocupación constante en el proceso de crianza es saber si lo estamos haciendo bien, si estamos dándole a lo más grande de nuestras vidas las herramientas necesarias para que se apodere de su vida, para que sea exitoso según la definición que ellos quieran darle. Como madre creo que no sabremos nunca con certeza la respuesta a esta pregunta. Sin embargo, esto no es excusa para no seguir educándonos y dando lo mejor. Por otro lado, como maestra en muchas ocasiones me he encontrado con padres que me hacen la pregunta ¿cómo puedo ayudar a mi hijx?  Y claro las respuestas varían de caso en caso. Y en el transcurso de la vida y de la profesión sobre todo ahora luego de 9 años de experiencia he podido identificar seis cosas que se pueden hacer y que son determinantes en cómo será el futuro de nuestros hijxs independientemente de la etapa de desarrollo en la que se encuentren.

1. Entiende tus propias emociones y ayúdalo a entender las de él/ella.

Muchas veces no logramos entender lo importante que son las emociones en todos los aspectos de la vida. Desde como caminamos, comemos, como nos expresamos, como reaccionamos, que resultados obtenemos bueno la lista es casi infinita. A veces no es hasta que pasamos por experiencias que nos marcan que podemos entender los aspectos emocionales que debemos trabajar. Si tú tienes claro lo que sientes, como lo sientes y como utilizarlo a tu favor no solo serás ejemplo, sino que podrás identificar como cuando y donde servir de ayuda para que tu hijx entienda sus procesos emocionales. 

Si, sé que se dice fácil pero la realidad es que requiere mucho esfuerzo y voluntad querer ser una mejor versión de uno. Pero ¿en serio prefieres quedarte en el "comfort zone"? Eso no tan solo no te ayudará a ti sino que será un obstáculo en el proceso de crianza.

2. Dale herramientas para que pueda identificar sus talentos.

Y te estarás preguntando ¿qué herramientas?  Las herramientas pueden variar de familia, en familia y de acuerdo con sus filosofías, a la moral que adoptan como núcleo entre otros. La herramienta más relevante sin duda es la educación que le podemos ofrecer. Tanto la que se da en casa como, la que escogemos académicamente. 

El acceso a la información supervisada, cursos independientes de acuerdo a los intereses, recursos para organizar su tiempo y para mí la más importante, tiempo para aburrirse. Aprender a manejar el aburrimiento desarrolla la creatividad, estimula el "self talk" y valoran las experiencias que se le ofrecen. 

3. Una vez identificados esos talentos ofrécele experiencias que lo hagan brilla.

No hay nada mejor que le puedas ofrecer que la diversidad en experiencias. Algunas ellos mismos las buscarán (en ocasiones como producto del aburrimiento) y tu solo tendrás que permitir que sucedan. Pero, otras hay que ofrecerlas. Las experiencias son la mejor herramienta con la que el cerebro se nutre, crea conexiones y trabaja en base a esto. 

Además ¿cómo va a descubrir cuáles son sus talentos sino experimenta? Esto no se trata de que este en todo como el arroz blanco pues también puede ser contra producente. Esto requiere observación, que tu que eres su guía identifiques conductas, patrones y habilidades. Esta será la base para determinar las experiencias a ofrecer. 

Por ejemplo: si odia los deportes no quieras obligarlo a que este en un super equipo y que haga una super aportación. Si, es importante la actividad física para la salud, pero hay una línea fina que no debemos cruzar. Más bien puedes negociar algo que le apasione en cambio de alguna actividad física. 

4. Enséñale a ser bondadoso

Mi gente esto solo se aprende en el hogar de manera directa e indirecta. No hay más na'. Si quieres que tu hijo sea un buen ser humano solo porque sí, porque es lo correcto también tienes que serlo tú. Y si, esto incluye no irte por el paseo a 1,000 por hora solo porque tienes prisa. 

Y lo primero que debemos dejar de hacer es premiarlos por todo. El exceso de premiación les crea una sobre estima falsa que cuando no la tienen crean un panorama hostil que les dificulta las relaciones interpersonales. Hay muchas cosas que pueden hacer juntos para estimular esto. Hacer labor voluntaria, recoger basura que se encuentren en el suelo, aunque no sea suya, donar artículos, ayudar a otros, ser empático, dar abrazos, dar un regalo porque si, crear tarjetas con mensajes positivos hay un sin fin de cosas que pueden hacer juntos para desarrollar la bondad.

5. Comunicación, comunicación, comunicación

Repite conmigo, hablar, escuchar, hablar, escuchar, hablar, escuchar. La cantaleta sin escuchar no sirve de nada. Si queremos que nos escuchen debemos escucharlos a ellos y validar sus opiniones, aunque no estemos de acuerdo. Perder esta destreza en la rutina es mortal para cualquier relación, luego el camino para ayudarlos será inmensamente difícil. 

Para esto evita hacer preguntas generales que puedan ser contestadas en monosílabos. Las preguntas deben ser específicas y realizarlas en diferentes instantes. Esto te permitirá la comunicación constante. 


Y podemos concluir que lo más importante para que un ser humano se apodere de su vida es desarrollar inteligencia emocional. Y todo lo anterior ayuda a esto. Hay cosas que no podemos dejarlas a la casualidad y esta es una de ellas. El núcleo familiar y el clima emocional que se vive en él determina el futuro de nuestros hijos. Es por esto que es importante el hecho de que identifiquemos en nosotros mismos aquellas conductas que pueden ser tóxicas, enfermizas, obsesivas y trabajarlas activamente.